Comunicado de La Voz de los Adoptados a raíz de las informaciones sobre Isabel Pantoja (hija)

La asociación de personas adultas adoptadas La Voz de los Adoptados ha publicado el 8 de octubre un comunicado relativo a la utilización sensacionalista que realizan algunos medios de comunicación de información personal de personas adoptadas, a raíz de un artículo sobre Isabel Pantoja (hija) aparecido en la revista Lecturas y en algunos programas de televisión. Comunicado que desde ARFACyL suscribimos punto por punto y que reproducimos a continuación:

 

Comunicado a raíz de las informaciones sobre Isabel Pantoja (hija)

8 octubre, 2015 

En relación a la publicación de Lecturas:

La Voz de los Adoptados, asociación formada por personas adoptadas adultas con el principal objetivo de sensibilizar y proteger el derecho de las personas adoptadas y especialmente de las menores, nos sentimos gravemente escandalizados por el trato que se le ha dado a la publicación de la entrevista con la madre biológica de María Isabel Pantoja Martín (hija). Somos una asociación que trabaja conjuntamente con gran parte de las asociaciones de familias adoptantes (especialmente las integradas en la federación estatal CORA) y con los mejores especialistas en la materia (psicólogos, terapeutas y mediadores). Colaboramos también con estudios científicos e impartimos charlas y conferencias en escuelas, universidades, asociaciones de familias adoptantes y colectivos profesionales para sensibilizar y trabajar en un correcto entendimiento de todo lo relacionado con la adopción, entre lo que se encuentra la búsqueda de orígenes. Tratamos de concienciar sobre el extremo cuidado y respetoque se debe tener en la sociedad, incluso en el entorno más próximo, y, obviamente, en el caso de María Isabel Pantoja Martín (hija) se ha vulnerado todo por lo que estamos trabajando en los últimos 7 años.

La búsqueda de orígenes es un derecho reconocido de toda persona adoptada; en ninguna legislación se reconoce éste para las familias de origen y mucho menos para los periodistas que se han ocupado de pasar tres días con lapresunta madre biológica de María Isabel Pantoja Martín (hija). 

Es lamentable observar como día tras día se conculcan los derechos fundamentales de las personas adoptadas. En este caso, puesto que no se trata de una menor, vulnera el derecho a la intimidad, a la privacidad y a resolver su historia de vida en el momento en que la persona adoptada decida, si llegase a hacerlo algún día.

Resulta paradójico que en su artículo se escandalicen de que en el momento de la adopción de esta joven alguien publicase su nombre de origen en un periódico, algo contrario toda norma, y ahora ustedes hagan lo mismo, dando a conocer a toda la opinión pública algo que pertenece única y exclusivamente a la intimidad y privacidad de María Isabel Pantoja Martín (hija). Esta intimidad no puede ser violada por nadie, incluyendo a sus familias adoptiva y biológica, puesto que está amparada por la ley española 54/2007. Al constituir delito, deseamos y exhortamos a la justicia para que lleve a cabo su cometido en cumplimiento de legislación vigente.

Además de haber generado tal indeseable morbo alrededor de esta persona, como efecto colateral han puesto en el punto de mira a los más 35.000 menores adoptados que hay en España, a las que hay que sumar las personas adoptadas ya adultas, con lo cual no han jugado ustedes únicamente con la vida de María Isabel Pantoja Martín (hija) sino que han sentado un mal ejemplo y precedente para todas esas otras personas que pueden ver un reflejo en la situación y que poco puede tener en común con la suya propia.

Somos conscientes de que es difícil entender todo esto desde un punto de vista externo al mundo de la adopción y que vivimos en una sociedad morbosa pero nuestra condición de adoptados nos hace sentir especialmentesensibilizados e impactados con tales noticias. No sólo nos preocupan las personas adoptadas adultas que podemos o no haber pasado ya por un proceso de maduración, gestión y validación de nuestra historia de vida. Lo hacen también los adoptados adolescentes, que pasan por un periodo madurativo complejo en su vida caracterizado en la postadopción por la común crisis de identidad de dicha etapa evolutiva y que tales noticias pueden despertar sentimientos, emociones y conflictos para los que pueden no estar preparados aún, pudiendo acarrear graves problemas psicológicos y/o psiquiátricos.

Por las razones que hemos esgrimido en este escrito, desde La Voz de los Adoptados reiteramos nuestro malestarcon la publicación Lecturas por la difusión de tal información y con quien se la ha proporcionado.